SÍGUENOS

© 2017 | VPV, s.l. | web rondabroc.com

CONTÁCTANOS

vpvsl@vpvsl.com

C/ Sant Lluc, 88 5 Plta.

08918 Badalona | Barcelona

Telf.: 933 98 78 78

7 Formas de promocionar tus productos

7/11/2017

| Visibilidad en el Punto de Venta |

Existen muchas maneras diferentes de promocionar tus productos. En definitiva, todo va a depender del tipo de producto que quieras dar a conocer o sobre el que quieres aumentar las ventas y el tipo de público al que va destinado.

Estas son las dos claves de cualquier campaña de ventas. Y estos son los trucos que mejor funcionan a la hora de promocionar tus productos.

 

1) Descuentos

¿Qué cliente no ama un descuento? Evidentemente todo el mundo quiere llevarse algo más barato de lo que habitualmente puede comprarlo. Por eso, esta forma de promoción sigue siendo la más utilizada en todo el mundo.

Sin embargo, no tiene por qué ser siempre la más efectiva. Los descuentos pueden ser una buena promoción de cara al cliente, pero si se abusa de ellos se cae en el riesgo de que acaben viendo el producto como algo que siempre está en oferta y por tanto de una categoría inferior.

 

2) Sorteos orientados a potenciales clientes

Los sorteos están muy bien, pero ¿de qué vale que le toque un lote de pañales para bebés a alguien que no tiene hijos en edad de llevarlos? Por eso, lo mejor son los sorteos que están orientados a potenciales clientes.

Para esto, se permite que sea el propio cliente quién demuestre el interés en participar anotándose para ello. Esto, además de seleccionar a posibles interesados, permite hacerse con una útil base de datos para poder enviar publicidad de nuevos productos a los clientes que hayan marcado la casilla de que están interesados en recibir nuevas promociones.

Actualmente, tienen mucho éxito los sorteos en redes sociales a los que se apunta mucha gente y que no solo valen para saber a quién le interesan los productos, sino también para promocionarlos entre todos los contactos de estas personas, que comparten la publicidad a cambio de participar.

 

3) Tarjetas de puntos

Las tarjetas de puntos son una manera de promocionar tus productos. Aunque lo normal es que funcionen en una tienda de una marca, pueden funcionar con determinadas firmas en establecimientos que estén dispuestos a colaborar o, mucho más sencillo, a través de Internet.

Cuando el cliente compra un producto de la marca solo tiene que introducir el código de barras en Internet y sumará puntos para promociones. Deberá, eso sí, guardar los códigos para cuando quiera solicitar sus ventajas poder demostrar que realmente compró los artículos.

 

4) Ofrecer buenas financiaciones

Esto está más orientado hacia las tiendas en general, en las que se trata de promocionar tus productos para conseguir más ventas que otras tiendas que vendan el mismo tipo de productos. No hay por qué esperar a promociones de marcas, la tienda puede conseguir buenas financiaciones para que los clientes se sientan más inclinados a comprar.

 

Esto funciona especialmente bien con productos con un precio elevado, como muebles o electrodomésticos.

 

5) Eventos especiales

Una forma de promocionar tus productos es a través de eventos especiales en los que se participa como patrocinador. Carreras populares, actos de vecinos, conciertos y todo tipo de actividades de carácter lúdico, cultural o popular son válidas para promocionar un producto que quedará unido a esa imagen y que se asociará con valores como la solidaridad, la cooperación y la ayuda a los barrios.

 

6) Venta en lotes

A veces necesitas promocionar tus productos porque tienes que vender mucho de algo en concreto de lo que te ha quedado una gran cantidad de stock. La venta en lotes es ideal para este tipo de cosas, sobre todo si se trata de artículos de un valor bajo.

Al vender en lotes evitamos que, por ejemplo, un modelo o un color que han tenido menos éxito queden sin vender mientras nos deshacemos de todos los demás y se consigue que cada cliente se lleve varios artículos en lugar de tan solo uno.

 

7) Muestras

Las muestras son una de las mejores maneras de dar a conocer productos nuevos. De este modo la gente puede probarlos sin tener que comprarlos. Esto hace que se rompa esta primera desconfianza hacia lo nuevo, demostrando que vale la pena realizar la inversión.

Otra forma de ofrecer una muestra es regalando una unidad del producto (el tamaño dependerá de su valor) al comprar otro producto de la marca. En definitiva, se trata de que el cliente pueda saber qué es lo que se le ofrece y no le cueste dinero el descubrirlo.

 

Fuente: PrmociónPLV

 

 

 

 

Please reload